Navidad: “El nacimiento más precioso se armará en tu corazón”

Nacimiento de Navidad

 

Estamos a un paso de celebrar la navidad, y Cusco Noticias ha recogido distintos enfoques sobre esta fiesta. En un principio veremos algo de la perspectiva histórico- cultural, orientándonos al Santurantikuy; por otro lado apreciaremos la forma en que un ciudadano de a pie concibe y construye esta historia desde sus experiencias personales y familiares; así pues no solo tocaremos lo bonito de la navidad, sino también una realidad, plasmando en estas líneas lo que hemos recabado tras observar el corazón y las periferias del Cusco.

La mañana de navidad, Santurantikuy

Un día tuvimos la suerte de encontramos con un grupo de amables caballeros dispuestos a contarnos como era la navidad de antaño. Estos cusqueños de nacimiento y con orgullo de serlo, trajeron la infaltable frase inyectada en el consciente popular de que "Todo tiempo pasado fue mejor".

Al preguntarles qué es lo que distingue la navidad Santurantikuy Cuscoen el Cusco), Don Felipe respondió gustoso que lo primero que viene a su mente es la costumbrista feria del Santuranticuy; donde todas las familias salen el 24 de diciembre a realizar las compras para armar el nacimiento del niño Jesús. Así, la plaza de armas de la ciudad se convierte en un hermoso muestrario de variedad de artesanías y objetos de decoración.

Luces Navideñas en Cusco

En este sentido, el historiador Juan Carlos Machicado nos dio una aproximación de cómo se originó la navidad en el Cusco, haciendo énfasis en la identidad de la fiesta, refirió que el proceso de catequización se ha dado con mucha violencia al ingresar los españoles en nuestra tierra.

La idea era festejar con la gente. Si observamos las fotografías de Martin Chambi nos damos cuentaDecoración de la Plaza de Armas del Cusco que las masas no eran gente pudiente, no había una población dispuesta a comprar demasiado.

Juan Carlos nos comenta que por los inicios de esta feria, se supone que no debía ser algo demasiado variado y comercial pero esto es lo que se hace en nuestros días. Antes solo se ponían a la venta imágenes minimalistas de animalitos, del niño Jesús, de la virgen María, de los pastores, etc. Sin embargo, actualmente han empezado a llegar de Bolivia las alasitas que son prácticamente ritos aimara- católico.

La noche del 24, percepciones.

Es usual, que cuando se avecina la noche, los hogares cusqueños estén animados por arreglar lo más bonito posible los nacimientos, por preparar la comida para los familiares que se juntarán; para atender a los amigos nuevos que este año pasarán con nosotros; en fin para ofrecer lo mucho o poco que tenemos para dar.

Las ventanas hacen brillar sus luces de todos los colores y de distintas formas; los jóvenes revientan cohetillos, las casas se van llenando.

Se acercan las doce y el ambiente está lleno de emociones; la red de telefonía está saturada por llamadas de personas queridas que se fueron un día en busca de nuevos aires, hijos que salieron de casa para formar sus propias familias y nos dan la lección de que jamásDecoración de la Plaza de Armas del Cusco fueron nuestros; sino prestados por la vida para compartir y aprender de ellos, parientes que sustentan los gastos desde lejos, papás disfrazados de un Santa Claus que no llega a los andes, niños felices por recibir regalos y otros tristes por andar descalzos.

Detesto hablar en este artículo de cosas negativas, pero no podemos tapar el sol con un dedo. En navidad, Decoración de la Plaza de Armas del Cuscose viven muchas cosas, se experimentan contradictorias emociones y se ve una realidad de colores vivos pero también pálidos.

Es un día en donde estamos más sensibles a ver las sonrisas dibujadas así como a sentir en carne propia el llanto de los más débiles. Por eso, se hace indispensable enfatizar que la navidad es fundamentalmente recordar el nacimiento de Jesús, reconciliarnos con Dios, aprender a trasmitir amor y a servir con alegría. Decoración de la Plaza de Armas del Cusco

La navidad es de Jesús, y él es amor. La navidad es de los niños, pero no sólo es de ellos. La navidad consiste en dar sin mirar a quien. La navidad es soñar con lo que deseamos, pero no es estar afanado por esos sueños y olvidar los detalles del día a día.

El concepto de navidad no puede limitarse a una fecha y mucho menos a la desmedida comercialización. La navidad es un día de algarabía pero también de reflexión.

Decoración de la Plaza de Armas del Cusco

Hace poco leí algo que me dejo pensando, decía "Para Navidad no quiero regalos, sólo quiero una escalera lo suficientemente alta para poder ir a abrazar a quienes se fueron demasiado pronto", esta navidad no permitas que pase más tiempo sin amar y dejarte amar por los demás.

Agradece, abraza, ríe, llora y recuerda que el nacimiento más precioso se armará en tu corazón.

 

Redactado por Claudia Iracema Loayza Lucero

¿Y tú que opinas?

X

¿Quieres hacer turismo en Perú?

Tours a MachupicchuNo te olvides de visitar: Tours a Machu Picchu.