Depresión infantil: Niños de mirada triste

[b]Padres deben estar atentos a conducta de sus hijos[/b]  Hay das en que los nios lloran continuamente, se enojan con frecuencia, no quieren jugar con sus amigos o se desconcentran a la hora de estudiar. Muy pocos padres se preocupan porque saben que puede deberse a un simple resfro que se est incubando, o al cansancio de un da muy agitado. Sin embargo, cuando estos estados de nimo se perpetan ms all de un par de semanas y se unen a otros sntomas como la disminucin de la vitalidad y alteraciones en el sueo y la alimentacin, puede tratarse de una enfermedad: la depresin infantil. Si bien su origen puede obedecer a mltiples factores, lo que no vara -segn explica la psiquiatra infantil Constanza Recart- es que se trata de nios que lo estn pasando muy mal, porque tienen una pena o dolor tan grande, que inhibe su desarrollo y altera alguna de las reas de su conducta habitual, sea social o familiar. Por esto, una de las seales que no se puede manipular es la mirada. Es una mirada que transmite esa tristeza. Tambin se observa apagamiento del pequeo y evitacin de la mirada, junto a una mayor irritabilidad y agresividad. Cuando ya se encuentra en etapa escolar, se agregan otros cambios como el aislamiento, no juega con sus pares; disminucin de la concentracin y rendimiento; baja autoestima, aparicin de enuresis (hacerse pip) y conductas fbicas como no querer salir de la casa o no soportar despegarse de la mam. [b]Prdida o abandono [/b] La aparicin de la depresin puede obedecer tanto a factores individuales como sociales. Colegios cada vez ms competitivos y exigentes. Familias menos extensas con ambos padres trabajando fuera, debilitndose los vnculos afectivos y la comunicacin. Mayor individualismo que se traduce en falta de grupos o redes de apoyo. La depresin de uno de los padres o familiar directo eleva las posibilidades de sufrirla.Tambin la falta de contacto afectivo, que se puede traducir en sensacin de abandono y baja autoestima ya que el nio siente que no es digno de cario. Tanto en adultos como en nios, generalmente est asociada a prdidas o abandonos. La muerte o alejamiento de una persona significativa, como el abuelo, hermano o su mascota, as como la separacin de los padres, pueden detonar este trastorno. Los cambios de ciudad, colegio o casa tambin representan prdidas. Aqu la actitud de los padres es clave para que el nio pueda superar su condicin. Si lo acogen, comprenden y empatizan con su dolor y prdida, no ser necesario recurrir a una psicoterapia. Por el contrario, si lo critican, ridiculizan o castigan, la enfermedad se agudizar. La sicloga Cambiaso recomienda a los padres y profesores bajar el nivel de exigencia y aumentar los refuerzos positivos, porque el menor requiere otro tipo de contacto, ms acogedor y amoroso. Realizar actividades recreativas es una buena idea para incentivar el contacto afectivo. Aunque es difcil hablar de prevencin en una enfermedad tan compleja, s hay elementos que protegen frente a situaciones adversas. Una buena armona familiar, un clima positivo de confianza y acogimiento que estimule la comunicacin, son elementos que facilitan la resolucin exitosa de conflictos a todos sus miembros. Y lo ms importante, que los padres estn atentos a las distintas seales que enve el nio.

Tags: 

Noticias relacionadas

X

¿Quieres hacer turismo en Perú?

Tours a MachupicchuNo te olvides de visitar: Tours a Machu Picchu.