Recluyen en prisión a empresarios extraditados de Argentina

(www.miami.com).-Dos empresarios televisivos, acusados de corrupción por sus vínculos con el ex jefe de inteligencia Vladimiro Montesinos, fueron recluidos el miércoles en una prisión limeña, tras llegar repatriados de Argentina, país que autorizó su extradición.
José Enrique y José Francisco Crousillat, padre e hijo respectivamente, eran directivos del Canal 4, América Televisión, y negociaron con Montesinos en la década pasada para poner la línea informativa de su televisora al servicio del entonces presidente Alberto Fujimori, que buscaba su segunda reelección el 2000, según los informes.
Tras su arribo al aeropuerto internacional Jorge Chávez, los Crousillat fueron traslados a la sede del Poder Judicial y horas después al penal de San Jorge, para reos que delinquen por primera vez, confirmó a la AP el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).Los dos empresarios fueron traídos a Lima en vuelos comerciales diferentes acompañados cada uno de dos agentes de Interpol, según información de la emisora CPN.

Crousillat padre, además, estaba acompañado de un cardiólogo por su delicado estado de salud. En el aeropuerto hubo fuerte custodia policial y mucho hermetismo.

El gobierno argentino concedió su extradición el 18 de abril pasado, después de un largo trámite iniciado por las autoridades peruanas para juzgarlos aquí por delito contra la tranquilidad pública y por asociación ilícita para delinquir, según precisó el INPE.

Ambos son acusados en Perú por haber recibido tres millones de dólares de Montesinos, quien actualmente se encuentra preso en una cárcel de máxima seguridad procesado por decenas de delitos entre corrupción, narcotráfico, tráfico de armas, asesinato y otros.

Fujimori está detenido en Chile mientras la justicia de ese país estudia el pedido de extradición presentado por Perú por casos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

Antonio Maldonado, procurador del Estado para casos de corrupción dijo anteriormente que la pena que les espera a los Crousillat es de hasta ocho años de cárcel y el pago de hasta 50 millones de soles, unos 15,15 millones de dólares como reparación a la justicia.

Los dos empresarios estuvieron detenidos en Argentina desde noviembre del 2004, después de ser capturados tras intentar fugar para evadir su extradición a Perú.

Tras la caída del gobierno de Fujimori (1990-2000) se puso al descubierto una intrincada red de corrupción, tejida por su entonces brazo derecho Montesinos en todas las instituciones del estado y medios de comunicación para asegurar su permanencia en el poder.

Noticias relacionadas

X

¿Quieres hacer turismo en Perú?

Tours a MachupicchuNo te olvides de visitar: Tours a Machu Picchu.